Barba de candado

Para que todo sea lo más sencillo de entender, este artículo es una breve guía con cuatro pasos para conseguir la barba de candado ideal.

Antes de pasar a desglosar cada etapa, es importante entender que este estilo de barba requiere bastante crecimiento -al menos 2 centímetros- para qué la barba y el bigote se unan y consigan la definición adecuada. Después, sigue estas instrucciones:

  1. En primer lugar, las mejillas y la región del cuello deben estar libres de vello facial (excepto en la zona inferior de la barbilla). No debes olvidar que el contraste entre las secciones con pelo y sin pelo está muy definido, lo que hace que este tipo de barba destaque. Además, te recomiendo utilizar una maquinilla de afeitar para eliminar el vello y luego otra para conseguir un afeitado limpio.
  2. La forma esférica es lo que se pretende conseguir con la barba de candado. Es fundamental fomentar una forma circular en lugar de intentar dejar ángulos mientras te afeitas el pelo con la maquinilla y el rastrillo.
  3. La misma regla se aplica a los bigotes; evita el estilo hipster o Dalí, que es cuando las puntas se peinan hacia arriba. Para cortar la curva que une el bigote con la barba debes utilizar unas tijeras para crear la barba de candado.
  4. Por último, solo queda elegir la longitud. Simplemente, tienes que cortar los pelos sobrantes que se han desarrollado, será suficiente si quieres llevarla larga. En cambio, si la prefieres más arreglada, puedes utilizar una maquinilla de afeitar; solo debes asegurarte de utilizar un peine suave para no desteñir la barba y hacer que pierda su forma.
Si te has preguntado, ¿cómo mantener la barba de candado? Tener una barba de candado no es algo sencillo. La barba de candado es importante si te consideras un hombre que valora la apariencia y tiene tiempo para mantenerla. Te advertimos que el mantenimiento tendrá que ser diario o al menos cada dos días, ya que se trata de un estilo de barba definido.